¿Qué tienen en común DarthVader de la saga StarWars y Heathcliff de la novela del Siglo XIX Cumbres Borrascosas?

Curiosamente más de lo que podría pensarse en un principio. Quizá lo primero que se viene a la mente es que los dos comparten ese color negro tan representativo del uniforme de DarthVarder y, más sutilmente, definiendo el carácter y el color de piel de Heathcliff. Pero las semejanzas no acaban aquí. heathcliffAntes de empezar este viaje románticamente intergaláctico, es importante explicar que George Lucas estudió literatura en la universidad, concretamente construcciones y mitos del héroe. Fue entonces cuando quedó fascinado por el libro de 1949 del autor Joseph Campbell, The Hero with a Thousand Faces, del cual aplicó ciertas técnicas para crear la saga espacial. A pesar de que este dato puede ser fácilmente conocido por cualquier “Warsie”, la magia reside en descubrir cómo una saga de 1977 basada en un canon literario de 1949 está conectada con una novela de 1847.

Campbell estudió cualquier mito, leyenda, pasaje religioso o escrito con carácter aventurero y resumió sus parámetros comunes en 12 etapas que recorre el héroe de la historia, como “La llamada a la aventura”, “El encuentro con el mentor”, “Prueba traumática” o “La resurrección del héroe”. Estas constantes podrían ser aplicadas a cualquier historia de espíritu aventurero, por lo que, aun siendo Cumbres Borrascosas clasificada como novela romántica, entraría en esta clasificación.

Lo fascinante de la convergencia de estas dos obras es la predominancia de los villanos sobre los héroes, pues ambos autores resarcieron a Heathcliff y DarthVader con los premios que se le otorgan a los segundos, dando así una vuelta de tuerca a la tradición literaria anterior.

Contestando a la pregunta inicial, ambos protagonistas son “niños-encontrados”, pudiendo considerar tal aspecto como una primera “Llamada a la aventura”. f7122f898bc23684dcd1019b3a77429fNo obstante, no se puede decir que fueran niños adoptados, ya que Heathcliff fue recogido por Mr. Earnshaw y no existe constancia de que fuera legalmente adoptado por el mismo y, por otro lado, Anakin Skywalker fue literalmente recogido por los Jedis para ser entrenado como tal en este selecto club. Estos niños fueron criados en un nuevo y disfuncional ambiente familiar; Heathcliff sufre constantes abusos por parte de su “hermano” mayor Hindley y el criado Joseph y, al morir su benefactor, es rebajado al rango de lacayo. Anakin creció con la pérdida de su madre y sin formar parte de una familia mínimamente tradicional, sino más bien de una especie de monasterio lleno de reglas estrictas y a la que llegó, en palabras de Yoda, demasiado mayor para adaptarse bien. Ambas personalidades se desarrollaron en un ambiente dramático, llegando a sendos puntos de inflexión o “Pruebas traumáticas”, según las etapas de Campbell, por dos acontecimientos determinados. En el caso de Heathcliff fue cuando Catherine conoció a los Linton y se convirtió en una chica refinada, repudiando a Heathcliff; en el de Anakin, el violento asesinato de su madre a manos de los moradores de las arenas.

Y es que nuestros antihéroes se enamoraron de preciosas mujeres, Catherine y Amidala respectivamente, pero ambas serán objetos prohibidos para ellos. La primera por estar fuera de su rango social y por establecer una relación cerca del incesto para la época. La segunda rompería la leyes establecidas por la religión Jedi, en la cual estos están considerados monjes con voto de castidad. Esta pasión prohibida, llevará a la muerte a ambas durante el parto, lo que desembocará en la locura y el odio total de nuestros recién conformados villanos por la pérdida de sus seres queridos.

La última característica común de Heathcliff y Darth Vader reside en sus respectivas relaciones con la generación posterior. Los que hayáis leído Cumbres Borrascosas sabréis que Heathcliff no tiene ningún hijo con Catherine, su único y verdadero amor; y que sigue siendo un imbécil hasta el glorioso día de su muerte. ¿O quizá no tan imbécil? Tanto nuestro imperialista DarthVader como el huraño Heathcliff son redimidos por el amor de una segunda generación. Vader destruyó a Lord Palpatine y así mismo, elige salvar la vida de su hijo, y por tanto apoyar a la rebelión. Es así como el elegido para traer el equilibrio a la fuerza es redimido de sus pecados. Ahora bien, Heathcliff, como de costumbre, es un poco más complejo, pues no vemos un acto tan noble con para Catherine Linton y Hareton Earnshaw. Sin embargo, en el capitulo 34 nuestro amado-odiado antagonista le dice a Cathy poco antes de morir “Y tú, ¿no quieres venir conmigo? No, claro. Para ti debo de ser peor que el diablo todavía.” Aun que este sutil gesto pueda pasar desapercibido, no deja de ser el último y único acto de generosidad de Heathcliff hacia la joven pareja de enamorados: hacerse a un lado para morir y por tanto, dejarles a ellos vivir.

Como se puede ver, no son pocas las características que comparten los dos villanos de Cumbres Borrascosas y Star Wars. Quizá por estos motivos son dos de los mas temidos y amados personajes de ficción jamás creados, siguiendo causando terror y adoración a día de hoy.

Que la fuerza os acompañe en los lejanos y lluviosos páramos ingleses. 795d6e855be02e1784a0df00525e3c69

Belén G.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s